Azabache ha participado desde su comienzo en festivales de folclore nacionales e internacionales. Hemos valorado siempre la importancia de estos festivales en la divulgación de la cultura popular, además nos parece vital compartir el folclore de otros pueblos  y que ellos participen del nuestro.

En muchos de estos encuentros tienen lugar diversas actividades además del canto y el baile. Puede ser la gastronomía, como en Santa María de Guía (Gran Canaria) donde hay un día dedicado a la degustación de los platos tradicionales de cada país o región, o la fiesta medieval de Bretenen Alemania, en la que participan mas de diez pueblos, con representación de las más distintas clases sociales: Príncipes, señores, lacayos, cocineros, labradores con sus aperos y sus animales, familias enteras con sus niños, bufones, músicos, frailes, monjas, verdugos, prisioneros, embajadores de distintos países con sus séquitos, e incluso varios batallones de los dos ejércitos cuyo enfrentamiento se conmemora ese día. En otros festivales participamos en juegos típicos del país, o en bailes, como en Goleniow (Polonia), donde aprendimos La Polonesa junto con los demás grupos. Además muchas veces se comparte con los anfitriones la vida de cada día, nos alojamos en sus casas, paseamos con sus bicicletas, (en Holanda no falla), en Grecia asistimos a una boda tradicional. Otras veces visitamos los museos al aire libre donde se pueden ver trabajos típicos de cada lugar, desde la fabricación de objetos de vidrio en la Selva Negra, o los encajes de Brujas, hasta el proceso de elaboración del queso holandés, o el modo de subir el agua de los canales con los antiguos molinos, mientras aprovechan la energía para moler grano.

Compartir todo esto que nosotros entendemos por folclore es una manera de acercarnos a otras regiones o países que nos enriquece y que tiene como resultado entre otros muchos, además de conocer cosas nuevas, disfrutar de buenos amigos en muchos y distantes lugares, que casi siempre vienen a Gijón y pasean por Asturias para conocer y disfrutar nuestra tierra, nuestra cultura y nuestra gastronomía, en definitiva: nuestro folclore.

Hemos participado en festivales nacionales como los de León, Salamanca, Ávila o Canarias, internacionales como los de Dax, Amneville les Thermes y Guingamp en Francia; Wijnendale, Torhout, Edegem y Haselt en Bélgica; Hoorn y Diepenheim en Holanda; Bitburg,  Breten, y Karlsruhe en Alemania; Goleniow en Polonia; internacional del mediterráneo en Murcia, y dentro de Asturias : Festivales de Gijón, Pola de Siero, Soto de Luiña, Arenas de Cabrales, Castropol, Pravia, y Coaña  entre otros.